0
comentarios
Haz uno

Heifer Ecuador fortalece la conservación de la agrobiodiversidad en cuatro provincias andinas

En Loja, Chimborazo, Pichincha e Imbabura hasta diciembre de 2015, 1.027 familias recibieron insumos, semillas y plantas para producir alimentos y otras 1.359 fueron capacitadas en buenas prácticas de manejo y uso sostenible de la agrobiodiversidad.

El proyecto “Incorporación del uso y conservación de la agrobiodiversidad en las políticas públicas a través de estrategias integradas e implementación in situ en cuatro provincias alto Andinas” ejecutado en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) tiene como objetivo revalorizar el patrimonio alimentario dentro de las comunidades e incidir en políticas públicas nacionales y locales para consolidar la conservación de la agrobiodiversidad.

En este proyecto se realiza, en conjunto con las comunidades, una valoración de las especies vegetales que se estaban perdiendo a través de la asistencia técnica, la entrega de recursos productivos y semillas, del fortalecimiento de las ferias agroecológicas y de un proceso de educación a los consumidores.

La agrobiodiversidad brinda varios beneficios a la comunidades: mejora los ingresos y la nutrición de las familias campesinas; y genera servicios ambientales: aporta a la regulación de plagas y enfermedades, aporta a la fertilidad de los suelos, ayuda a la polinización, que son indispensables para enfriar nuestro planeta.

Los Gobiernos Autónomos Descentralizados han confirmado su interés de que se incorpore la reglamentación necesaria en los planes de desarrollo y ordenamiento territorial para que la agrobiodiversidad siga en manos de las comunidades y se conserve como patrimonio vivo.

Por delante, quedan una serie de acciones que sostendrán esta iniciativa como:

1.    La promoción de una ley de agrobiodiversidad y semillas.

2.    La capacitación a 2800 nuevas familias dentro de las comunidades.

3.    Fortalecimiento de ferias de comercialización locales.

4.    Generación de valor agregado a los productos de la agrobiodiversidad.

5.    Campaña de información sobre los derechos del agricultor.

FAO agrobiodiversidad
Comité Directivo del Proyecto aprobó POA 2016

En este proyecto participan junto a la Fundación Heifer Ecuador, varias instituciones como la FAO, el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF), el Viceministerio de Desarrollo Rural y la Subsecretaría de Agricultura del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP); el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP); los Gobiernos Autónomos Descentralizados y organizaciones locales.

Siendo Ecuador uno de los 17 países megadiversos del mundo, la tarea es urgente. La zona de intervención del proyecto, mantiene una riqueza cultural y étnica que conserva una variedad de prácticas tradicionales y modalidades de manejo de la tierra, selección de cultivos y la utilización de los cultivos nativos y recursos silvestres.

Sin embargo, esta diversidad está desapareciendo, entre otras causas, por la adopción de sistemas de producción especializados y poco diversos.

Con las prácticas agroecólogicas implementadas y la diversificación de sus chacras estas familias campesinas mejoran su resiliencia y pueden adaptarse al cambio climático.

 

Pinche en el enlace para leer la nota periodística publicada en diario El Comercio, a propósito del proyecto de Agrobiodiversidad: Un sistema milenario asegura la alimentación