0
comentarios
Haz uno

Maestros peruanos capacitaron a comunidades alpaqueras en categorización y clasificación de fibra de alpaca

A Nivia Cutipa le tomó alrededor de cuatro años entender su negocio de elaboración de artesanía de alpaca en Perú; es por esto que ella apuesta a compartir sus conocimientos y experiencias con los productores y artesanos de nuestro país, porque sabe que no es sencillo. El secreto: la calidad.

Taller práctico de clasificación de fibra
Taller práctico de clasificación de fibra

Nivia Cutipa es una experimentada artesana de Moquegache, Puno, que apostó por la elaboración de tejidos artesanales principalmente para el mercado turístico; para ella, el trabajo en esta actividad representa el 90% de sus ingresos campesinos. La industria textil de alpaca en Perú es muy importante, alcanza el 11% del PBI manufacturero, es por esto que existen expertos como Nivia y Oscar Aragón, médico veterinario especializado en camélidos andinos, oriundo de Sicuani, Cuzco, que impulsan y dinamizan la actividad, para que las comunidades alpaqueras incidan en el sistema de mercado.

En Ecuador, la Fundación Heifer Ecuador impulsa el Territorio de Innovación alpaquera con nueve comunidades ubicadas en Imbabura, Cotopaxi, Chimborazo y Cañar. Estas comunidades, que cuidan el páramo y a estos hermosos animales, están apostando por la creación de empresas asociativas para la comercialización de productos de alpaca de alta calidad para diversos mercados. Esta tarea que se han propuesto las comunidades alpaqueras requiere de persistencia, pasión y el fortalecimiento de capacidades.

Grupo capacitado alpacas
Promotores alpaqueros participantes del taller de clasificación de fibra.

En un encuentro intenso de tres días, Nivia y Oscar refrescaron los conocimientos de 16 alpaqueras y alpaqueros, representantes de las nueve comunidades que se encargan de la producción, esquila, categorización y clasificación de la fibra de alpaca. Todo es una cadena, la mejora en la crianza y cuidado de los animales, las acciones durante el periodo de esquila, redundan en la calidad de la fibra y estos conocimientos inciden directamente en los ingresos de las familias.

Nivia instructora taller alpaca
Nivia Cutipa, experta peruana, instructora taller de clasificación de fibra de alpaca.

Oscar Aragón confirma que los animales están en un buen estado corporal y que tienen una buena productividad, están generando alrededor de 12 libras de fibra; sin embargo, recalca que se debe trabajar en la selección de machos y la reproducción controlada para aumentar la cantidad y calidad de los animales. Una vez asegurado eso, el foco está en las capacidades de las personas.

Oscar instructor taller alpaca
Oscar Aragón, experto veterinario, instructor de taller de clasificación de fibra de alpaca.

Nivia desde hace diez años se capacita constantemente y sobre todo practica lo que sabe. Ella asegura que, en tres años de experiencia constante, una persona desarrolla suficientemente las destrezas necesarias para asegurar la calidad de la fibra. Por eso Oscar y Nivia afirman que la categorización y la clasificación no solo son destrezas, sino que son parte de su negocio.

Existen cuatro categorías de fibra: extra fina, fina, semifina y gruesa. Esta diferenciación que se realiza luego de la esquila, es el primer paso para alcanzar un valor diferenciado, no es lo mismo vender una fibra extra fina que una gruesa. En la comunidad de Nivia, la fibra sin categorizar se vende a 3 dólares cada libra, en cambio la libra de fibra extra fina alcanza un valor de 6 dólares y la gruesa se vende en 1,50, la diferencia es enorme. Así, las artesanas peruanas entendieron que su negocio está en la utilización de fibra extra fina, por eso no la venden.  Proporcionan valor agregado a esta fibra mediante la transformación en tejidos que son demandados por el mercado peruano y europeo.

Una vez categorizada, inicia la clasificación y la generación de valor. La fibra de alpaca tiene siete calidades: Súper baby, baby, fleece, medio fleece, huarizo, gruesa y corta. Las primeras tres calidades permiten hacer prendas pequeñas, accesorios y sacos. El hilo de súper baby, en Perú, llega a costar hasta 6 dólares los 100 gramos. Por eso Nivia no vende esta fibra, sino que la transforma en hermosas prendas para aumentar más su valor. Luego, saca los costos de producción, horas de trabajo, etc., para vender sus productos en un precio más justo, “ni muy alto ni muy bajo” nos dice.

Participantes recibieron certificado
Participantes del taller recibieron certificado de asistencia.

Nivia nos cuenta que pasaron alrededor de cuatro años hasta que vieron los resultados una vez comprendido su negocio, “antes no sabíamos a quién vender, hoy participamos en ferias, tenemos pedidos constantes de varias tiendas en Lima, generamos ingresos económicos suficientes. La calidad es fundamental, no se vende si el producto no está bien hecho. Antes nos faltaba diseño y fuimos capacitándonos nosotras mismas, comprábamos folletos, revistas y nos íbamos actualizando en colores y moda, ahora con el internet es más fácil todavía”.

Oscar ve buenas perspectivas para las comunidades alpaqueras del Ecuador, él mira como una ventaja enorme el contacto con los turistas. La clave -dice- es emprender en el negocio, para que les permita articularse al mercado, “para eso se debe empezar a trabajar con la gente realmente interesada. Una vez que vean resultados, las demás personas van a querer unirse. Eso implica que tengan diversidad de productos, y que sepan usar todas las calidades de la fibra. Porque cada calidad tiene un uso distinto”.

Todo esto fue lo que se transmitió en las capacitaciones y más, el amor por las alpacas, el amor por su territorio, la visión de un negocio que ayude a los ingresos de las familias. Las personas capacitadas, por su parte, valoraron mucho el intercambio de conocimientos, plantearon una hoja de ruta para replicar los conocimientos en sus comunidades e invitaron a Oscar y Nivia a un nuevo encuentro para seguir preparándose.

La voluntad, el entusiasmo, la disponibilidad de tiempo, el valorar las capacitaciones y trabajar con más mujeres es la clave de este negocio dice Oscar. “Las mujeres se comprometen más y tienen más ganas de aprender, pero son reprimidas por el machismo y eso no ayuda”.

Las 24 horas de capacitación que fueron impartidas por Nivia y Oscar, no solo brindaron conocimientos prácticos sino también conocimientos para la vida. Las emprendedoras y emprendedores de alpaca del Ecuador tienen mayores perspectivas de su negocio y poco a poco verán mejores resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>