0
comentarios
Haz uno

Voluntarios de Heifer Internacional visitan Ecuador para conocer de primera mano El Trabajo De Heifer

Motivados por conocer nuestro país y, especialmente las tradiciones, cultura, y la forma de vida de la gente que participa de los proyectos desarrollados por Heifer Ecuador, 11 miembros del grupo Heifer International Volunteer de la ciudad de Sacramento, California arribaron en el mes de agosto.Su  primera parada fue en las oficinas de Heifer Ecuador en donde, a más de saludar al equipo de trabajo, conocieron la labor que lleva a cabo desde hace veinte años.

VisitaVoluntarios

Posteriormente, los acompañamos hacia la Ciudad Mitad del Mundo, lugar en el que disfrutaron y conocieron la riqueza cultural e historia que posee nuestro país.

Para el segundo día ya estábamos tomando el avión para viajar a la ciudad de Machala, pues  la gente de la pesca artesanal y de los manglares nos esperaban en Puerto Bolívar para compartir su trabajo.

Dividido el grupo en 6 embarcaciones pequeñas, cada una con 2 pescadores y todos ataviados de chalecos salvavidas, partimos hacia el estuario para conocer los manglares y pasar el día con los pescadores, quienes son parte del proyecto “Produciendo sano para el autoconsumo y para la comercialización en Loja, zona fronteriza del Ecuador” que Heifer Ecuador desarrolla con las  organizaciones Amor y Esperanza, parte del  Movimiento de Mujeres de la provincia de El Oro.

El cuarto día estuvimos visitando Muyuyacu, un pequeño poblado en El Oro, cantón Asoguabo donde pudimos conocer las fincas de los pequeños campesinos exportadores de banano orgánico, miembros del proyecto “Fortalecimiento de la diversidad productiva de los pequeños productores en El Oro, Azuay y Guayas”.

Al amanecer ya nos encontrábamos sobrevolando Los Andes con destino a la Sierra Centro, donde visitamos tres fincas de producción agroecológica del proyecto “Producción agroecológica, comercialización, defensa del páramo y del agua en Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo, en la  provincia de Tungurahua.

Los voluntarios retornaron a casa inspirados por el trabajo de nuestros colegas Heifer y socios del proyecto y con esperanza del trabajo futuro.
“Estoy muy agradecido con todos los que han hecho posible este viaje. El trabajo de Heifer en Ecuador, su compromiso para ayudar a crear un mundo que funcione para todos calienta mi corazón e inspira mi espíritu. Espero poder continuar la reflexión y la acción con todos ustedes a medida que tratamos de terminar el hambre, la pobreza y mejorar nuestro mundo”. Fueron las palabras de despedida de uno de los voluntarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>