0
comentarios
Haz uno

20 años compartiendo saberes y recursos con las familias campesinas

El jueves 12 de septiembre fue un día de fiesta, un día muy emotivo que nos llenó de alegría el corazón a todo el equipo de Heifer Ecuador, cumplíamos 20 años de ser reconocidos como Fundación ecuatoriana. Son 20 años trabajando, aprendiendo y compartiendo conocimientos, saberes y recursos  con las organizaciones  campesinas, indígenas y pueblos del manglar de 13 provincias del Ecuador.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Museo Nacional del Ministerio de Cultura en la ciudad de Quito fue la sede de este encuentro, desde muy temprano en la mañana llegaron los y las campesinas de 22 organizaciones para participar en la Feria Agroecológica que daba inicio a nuestra celebración.

Todos y todas con gran alegría y entusiasmo empezaron a armar la feria, había música y muchas voces que preguntaban y compraban los diversos alimentos traídos de mar y tierra producidos por las manos campesinas. Los y las visitantes a más de poder comprar los productos, compartían los saberes acerca de cómo alimentarse bien con productos naturales y sanos. Había frutas, hortalizas, verduras, granos, harinas, galletas, pan, tortillas de maíz, dulces de la costa, plátanos, hierbas medicinales, semillas, y artesanías.


OLYMPUS DIGITAL CAMERA
A más de la feria hubo momentos de reflexión entre campesinos y campesinas a través de charlas y foros sobre la propuesta agroecológica desde una mirada campesina. Los recursos naturales en manos campesinas, el rol  y retos de la cooperación en el apoyo al desarrollo rural fueron algunos de los temas abordados.

Al medio día, sobre una estera tendida compartimos ricos alimentos producidos por manos campesinas y pueblos del manglar: papas, mellocos, mote, fruta, cebiches, pan, tortillas de maíz, habas, hornado de alpaca, gallinas de campo, cuyes asados, chicha, colada de uvilla, concha, cangrejo y muchas delicias más que llenaron la Pampamesa.

No faltó el baile, la música y el recitar de décimas esmeraldeñas que nos compartieron los y las amigas de las organizaciones.

Pero lo que más tocó nuestros corazones, fue el cariño y entusiasmo con que participaron en cada momento, sus palabras de afecto y gratitud, y especialmente, las evidencias en los hechos, de todo lo que habían logrado gracias al impulso que Heifer había dado a sus iniciativas y sueños.

Al caer la noche, luego de la entrega de reconocimientos a las personas que han aportado en el desarrollo rural del país, terminamos con un baile en conjunto al son de una banda de pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>