Ver otro programa

Ganasol

Ganadería y agricultura sostenible en laderas latinoamericanas 2014-2024
El área de intervención del programa Ganadería y Agricultura Sostenible en Laderas Latinoamericanas (GANASOL) es la zona rural de Bolivia, Perú, Ecuador, Nicaragua, Guatemala, Honduras y el sur de México. La población total de esta área es 96,3 millones y el 34,8 por ciento de esta población (7 millones de familias) vive en áreas rurales. De estas familias rurales, el 50 por ciento vive en ecosistemas de ladera.
Más información

Pacha

El altiplano andino, el páramo, los camélidos y el hilo, 2014-2024
El área de intervención para el Páramo, Altiplano, Camélidos e Hilo en los Andes (PACHA) es la serranía rural de Bolivia, Perú y Ecuador. La población total de esta región es 44,8 millones de habitantes, 12,53 millones de los cuales (el 28 por ciento) vive en las áreas rurales. De esos 12,53 millones, 1,88 millón (un 15 por ciento) viven en ecosistemas de ladera.
Más información

Promesa

Mejoramiento económico y seguridad alimentaria en café, cacao y otros productos.
El programa PROMESA de café y cacao ejecutará una serie de acciones que permitan que los pequeños productores de café y cacao enfrenten la inseguridad alimentaria, a la vez que incorpore a los productores/as en las estructuras organizacionales para el mercadeo para reducir su vulnerabilidad alimentaria y también reducir su dependencia de un solo producto estacional, generándoles ingresos todo el año.
Más información

Procosta

Manejo sostenible de los ecosistemas costeros y de manglares, 2014 -2024
Se ha reconocido que los manglares son uno de los ecosistemas más productivos del mundo. Producen casi el doble en volumen de peces por hectárea que las piscinas de piscicultura industriales (MacKinnon, 1986). En el contexto del cambio climático, los manglares cumplen roles esenciales al captar el carbono de la atmósfera y mantener la vida marina.
Más información

Sanseco

Seguridad Alimentaria y Nutricional en el Corredor Seco de América Central y del Sur
El bosque seco es uno de los hábitats más amenazados y degradados en la región de las Américas por la acción humana y el cambio climático. Se caracteriza por las altas temperaturas, un balance hídrico negativo y vegetación xerofítica caducifolia. El clima es cálido y seco, con una temperatura media anual de 24ºC y un promedio anual de precipitación de 600 mm.
Más información

Ganasol

Explicación del Programa
El área de intervención del programa Ganadería y Agricultura Sostenible en Laderas Latinoamericanas (GANASOL) es la zona rural de Bolivia, Perú, Ecuador, Nicaragua, Guatemala, Honduras y el sur de México. La población total de esta área es 96,3 millones y el 34,8 por ciento de esta población (7 millones de familias) vive en áreas rurales. De estas familias rurales, el 50 por ciento vive en ecosistemas de ladera.

“Hay 1.500 millones de campesinos/as en 380 millones de fincas; 800 millones más producen en huertos urbanos; 410 millones cosechan los productos ocultos en nuestros bosques y sabanas, y hay 190 millones  de pastores más de 100 millones de pescadores artesanales. Al menos 370 millones de ellos/a son miembros de grupos indígenas.
En su conjunto, estos productores/as constituyen más de la mitad de la población mundial y producen al menos el 70 por ciento de los alimentos del mundo. (Grupo ETC, 2009)”

El área de intervención del programa Ganadería y Agricultura Sostenible en Laderas Latinoamericanas (GANASOL) es la zona rural de Bolivia, Perú, Ecuador, Nicaragua, Guatemala, Honduras y el sur de México. La población total de esta área es 96,3  millones y el 34,8 por ciento de esta población (7 millones de familias) vive en áreas rurales. De estas familias rurales, el 50 por ciento vive en ecosistemas de ladera. Estos países experimentan una urbanización acelerada, con el resultante incremento en la demanda de alimentos saludables y culturalmente apropiados. Por lo tanto, éste es el principal microsegmento de mercado para el Programa (menos productores/as – más consumidores/as).

Ya que las áreas rurales tienen el mayor índice de emigración, también son las áreas con los mayores índices de pobreza y desigualdad en términos de seguridad alimentaria, acceso a servicios básicos, educación, servicios de salud e infraestructura.

Esta situación es aún más crítica entre los sectores de la población como mujeres y niños/as. El Programa dará atención especial a esta situación.

Dentro de este contexto, el Programa GANASOL procura apoyar a la las poblaciones campesinas, indígenas y afrodescendientes para aumentar la competitividad de su producción agropecuaria, asegurar su seguridad alimentaria y aumentar su interacción con los mercados locales y más amplios bajo condiciones que permitan generar utilidades razonables para todas las partes de las cadenas de valor, como: granos básicos, avicultura y cuyes, cabras, cerdos, quinua, amaranto, frijoles, papas nativas, frutas y vegetales agroecológicos. Adicionalmente, el Pase de Cadena, fundamento filosófico de Heifer Internacional, será uno de los elementos más importantes de la sustentabilidad de las intervenciones.

Ésta es una iniciativa integral que trabaja directamente con los modos de sustento de 696.000 familias campesinas, indígenas y afrodescendientes que viven en los ecosistemas de ladera en los valles y montañas de Bolivia, Perú, Ecuador, Nicaragua, Guatemala, Honduras y México. Mediante la iniciativa, estas familias se convierten en la masa crítica que viabiliza un modelo de desarrollo sostenible basado en el manejo óptimo de los recursos naturales, el uso de las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC) y las ventajas comparativas existentes, como el clima, la proximidad al mercado, los insumos locales, la denominación de origen de los cultivos nativos y los conocimientos locales.

Los resultados esperados para el año 2024 son:

  1. 696.000 familias rurales organizadas aumentan la producción y productividad en sus fincas en un 30 por ciento mediante la aplicación de los sistemas productivos agroecológicos, con enfoque en las cadenas de valor, aumentando sus ingresos en un 30 por ciento.
  2. 696.000 familias rurales organizadas han mejorado su acceso a alimentos nutritivos e higiénicamente elaborados mediante la producción familiar diversificada y planificada, que satisface el 70 por ciento de sus necesidades alimentarias.
  3. 140.000 familias participan activamente en las cadenas de valor de los sectores locales con alto potencial de un ingreso eficiente al mercado y aumentan sus ingresos agropecuarios en el 50 por ciento.
  4. 696.000 productores/as tienen organizaciones capaces de manejar las cadenas de valor y que proponen un modelo equitativo de desarrollo rural.

El Programa intervendrá en cuatro principales áreas de acción o componentes:

  1. Producir más y mejor.
  2. Mejor nutrición.
  3. Comercializar con términos más convenientes.
  4. Fortalecimiento organizacional.

Los vínculos con otros actores, como gobiernos locales, el sector privado y entidades de desarrollo, y responder a la necesidad de fortalecer al capital social existente son los elementos centrales para ampliar el impacto del Programa y su aporte a lograr la misión institucional de “poner fin al hambre y la pobreza, cuidando al ambiente.”

El presupuesto estimado para la intervención durante un período de 10 años es US$204’720.000, de lo cual Heifer Internacional contribuirá un 25 por ciento, obteniendo el restante 75 por ciento mediante estrategias de co-financiamiento con los gobiernos locales, otras entidades de desarrollo y contribuciones de las/los participantes de proyectos.

696.000 familias campesinas, indígenas y afrodescendientes en ecosistemas de laderas y montaña.

Aumentar la competitividad de la producción agropecuaria, asegurando la seguridad y soberanía alimentarias y aumentando la interacción con los mercados.

696.000 familias campesinas, indígenas y afrodescendientes en ecosistemas de laderas y montaña.

Ecosistemas de ladera en Bolivia, Perú, Ecuador, Nicaragua, Guatemala, Honduras y el sur de México