Ver otro programa

Ganasol

Ganadería y agricultura sostenible en laderas latinoamericanas 2014-2024
El área de intervención del programa Ganadería y Agricultura Sostenible en Laderas Latinoamericanas (GANASOL) es la zona rural de Bolivia, Perú, Ecuador, Nicaragua, Guatemala, Honduras y el sur de México. La población total de esta área es 96,3 millones y el 34,8 por ciento de esta población (7 millones de familias) vive en áreas rurales. De estas familias rurales, el 50 por ciento vive en ecosistemas de ladera.
Más información

Pacha

El altiplano andino, el páramo, los camélidos y el hilo, 2014-2024
El área de intervención para el Páramo, Altiplano, Camélidos e Hilo en los Andes (PACHA) es la serranía rural de Bolivia, Perú y Ecuador. La población total de esta región es 44,8 millones de habitantes, 12,53 millones de los cuales (el 28 por ciento) vive en las áreas rurales. De esos 12,53 millones, 1,88 millón (un 15 por ciento) viven en ecosistemas de ladera.
Más información

Promesa

Mejoramiento económico y seguridad alimentaria en café, cacao y otros productos.
El programa PROMESA de café y cacao ejecutará una serie de acciones que permitan que los pequeños productores de café y cacao enfrenten la inseguridad alimentaria, a la vez que incorpore a los productores/as en las estructuras organizacionales para el mercadeo para reducir su vulnerabilidad alimentaria y también reducir su dependencia de un solo producto estacional, generándoles ingresos todo el año.
Más información

Procosta

Manejo sostenible de los ecosistemas costeros y de manglares, 2014 -2024
Se ha reconocido que los manglares son uno de los ecosistemas más productivos del mundo. Producen casi el doble en volumen de peces por hectárea que las piscinas de piscicultura industriales (MacKinnon, 1986). En el contexto del cambio climático, los manglares cumplen roles esenciales al captar el carbono de la atmósfera y mantener la vida marina.
Más información

Sanseco

Seguridad Alimentaria y Nutricional en el Corredor Seco de América Central y del Sur
El bosque seco es uno de los hábitats más amenazados y degradados en la región de las Américas por la acción humana y el cambio climático. Se caracteriza por las altas temperaturas, un balance hídrico negativo y vegetación xerofítica caducifolia. El clima es cálido y seco, con una temperatura media anual de 24ºC y un promedio anual de precipitación de 600 mm.
Más información

Sanseco

Explicación del Programa
El bosque seco es uno de los hábitats más amenazados y degradados en la región de las Américas por la acción humana y el cambio climático. Se caracteriza por las altas temperaturas, un balance hídrico negativo y vegetación xerofítica caducifolia. El clima es cálido y seco, con una temperatura media anual de 24ºC y un promedio anual de precipitación de 600 mm.

Heifer Internacional es una organización humanitaria no gubernamental con posicionamiento internacional  cuya misión es poner fin al hambre y la pobreza, cuidando a la Tierra. Heifer logra esto empoderando a los pequeños productores agropecuarios en situaciones vulnerables para que puedan avanzar hacia modos de vida sostenibles. Todo esto se alinea con la teoría del cambio de Heifer y es consistente con la dinámica y las nuevas perspectivas de la cooperación internacional.
En este contexto, Heifer Internacional, a través del Área de las Américas, presenta el Programa Regional de Seguridad Alimentaria y Nutricional en el Corredor Seco de América Central y del Sur (SAN SECO) para abordar los problemas que atraviesan el ecosistema del corredor seco y mejorar los modos de vida sostenibles de familias y comunidades que viven e interactúan dentro de este ecosistema.

El bosque seco es uno de los hábitats más amenazados y degradados en la región de las Américas por la acción humana y el cambio climático. Se caracteriza por las altas temperaturas, un balance hídrico negativo y vegetación xerofítica caducifolia. El clima es cálido y seco, con una temperatura media anual de 24ºC y un promedio anual de precipitación de 600 mm.

En el caso de América Central, el Corredor Seco Centroamericano (CSC) abarca las tierras bajas de la región de la costa del Pacífico y buena parte de la región central (0 a 800 msnm) de El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. El CSC tiene una época seca marcada y prolongada (verano) y durante la temporada de lluvia (invierno), hay el riesgo de recurrentes sequías. Esta sequía es cíclica y se relaciona estrechamente con la fase de El Niño-Oscilación del Sur (ENSO). Este ecosistema también es uno de los más vulnerables a los riesgos climáticos y desastres naturales por su ubicación geográfica dentro de un estrecho istmo, que tiene amplia variabilidad climática, y donde las condiciones socioeconómicas y ambientales han contribuido a crear mayores problemas. Por ejemplo, pese al hecho de que la región tiene suficientes recursos naturales para asegurar la alimentación y nutrición para más de 30 millones de personas, tiene algunos de los niveles más intensos de desigualdad en América Latina y el mundo. Estos países son considerados de ingresos medios, con un producto interno bruto per cápita que va de los US$2.000 a los 4.000. El sector primario sigue teniendo la mayor participación, hasta el 20 por ciento. Los niveles de pobreza y desnutrición son alarmantes y afectan principalmente a las poblaciones rurales. Los países como Guatemala y Honduras tienen grandes poblaciones indígenas  que viven en la pobreza, y los niños/as son particularmente vulnerables.

En el caso de Sudamérica, estos bosques se han adaptado a las condiciones extremadamente secas y también tienen una increíble biodiversidad y alto endemismo. Uno 690.000 habitantes allí enfrentan el desafío diario de ubicar suficiente agua. Las poblaciones en este ecosistema son cultural y étnicamente muy diversas e incluyen a mestizos, montubios, tallanes, mochica, quechua, wejnayec, ayoreos, aymaras y guaraníes.

En general, asentamientos humanos están esparcidos y agrupados en pueblos pequeños y comunidades rurales que tienen infraestructura y servicios públicos limitados. Estas familias generalmente caen por debajo de la línea de la pobreza ($2,54 por persona por día), tienen limitado acceso a alimentos complementarios que equilibren su dieta nutricional y tienen poco acceso a tierra y agua (el riego es escaso). Practican la agricultura de secano e itinerante. (Véase la Tabla 1: Datos multidimensionales sobre la pobreza, consolidados para el área del programa).

Sobre esta cuestión, el programa de Seguridad Alimentaria y Nutricional en el Corredor Seco ha identificado dos grandes áreas de intervención; un área abarca los bosques secos del centro y sudoeste del Ecuador, el norte del Perú y los bosques Chiquitano y Chaco de Bolivia.  La otra es América Central, donde el término “corredor seco” incluye las eco-regiones del bosque seco tropical que comienzan en Chiapas, México y  abarcan las áreas bajas de la región de la costa del Pacífico y buena parte de la región central (0 a 800 msnm) en Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica. En Honduras, esto incluye secciones de la costa del Caribe.

El programa mejorará la calidad de vida y seguridad alimentaria de familias y comunidades en el ecosistema del bosque seco del Ecuador, Perú, Bolivia, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, México y Haití en un contexto de cambio climático. Su objetivo es mejorar el nivel económico y la Seguridad Alimentaria y Nutricional de las familias y comunidades rurales en el bosque seco de América Central y Sudamérica, iniciando empresas productivas y de valor agregado con bienes y servicios del bosque seco, diversificando la producción para mejorar la disponibilidad y acceso a los alimentos y promoviendo la gestión social y comunitaria de los recursos de los bosques. La duración del programa será de 10 años (2014-2024), y adoptará los siguientes enfoques: agroecología, género y equidad y cadenas de valor.

El programa ha priorizado el trabajo con 120.625 familias indígenas ubicadas en el bosque seco y agrupadas en organizaciones de productores. El programa incluirá: la práctica de actividades productivas sostenibles, conservación y recuperación del ecosistema; generación y diversificación de ingresos con un enfoque de cadenas de valor y estrategias de formar alianzas; y mejorando la seguridad alimentaria y nutricional, y el capital social. Además, SAN SECO se desarrollara en un contexto de adaptación al cambio climático. El presupuesto total requerido para lograr los objetivos del programa es $98’000.000, con un 30 por ciento del presupuesto aportado por Heifer Internacional; el restante 70 por ciento será movilizado de diferentes fuentes financieras por Heifer Internacional en coordinación con las regiones, los programas nacionales y otros departamentos de Heifer.

Los resultados esperados para el año 2024 son:

  1. Al final del programa, el 80 por ciento de las familias beneficiarias habrán incrementado y diversificado sus ingresos en un 30 por ciento gracias al uso sostenible de los productos y servicios y estableciendo empresas productivas y de valor agregado de bienes y servicios del bosque seco, con vinculaciones a los mercados.
  2. Al menos el 80 por ciento de las familias organizadas del programa habrán mejorado su acceso, disponibilidad y estabilidad de alimentos nutritivos  mediante la conservación de la biodiversidad y la promoción de varios sistemas agropecuarios, aprovechando los conocimientos locales, manteniendo la diversidad genética en sus cultivos agrícolas, y consumiendo alimentos sanos y ricos en micronutrientes.
  3. Las organizaciones locales incrementarán su capacidad de hacer incidencia por políticas públicas a nivel regional para la gestión del cambio climático y la planificación para una gestión social y sostenible de los recursos del bosque seco.
  4. Al menos el 60 por ciento de las familias organizadas han aumentado su resiliencia ante los impactos del cambio climático mediante el acceso a herramientas para la planificación e implantación de sistemas de alerta y respuesta comunitaria a los peligros climáticos, y contarán con las herramientas de gestión para ejecutar las medidas de adaptación.